NUESTRO BLOG

¿Cómo cuidar correctamente tu piel en verano?

Hoy en día, el cuidado de la piel está en auge y cada vez son más las personas que se preocupan por ello. Aunque es importante tener cuidados para ella durante todo el año, en verano hay que potenciarlos por la alta exposición solar sobre esta. Es por ello, que hoy os traemos los mejores cuidados para la piel de forma externa e interna.

Cuidados externos:

       Hidratar la piel en profundidad:

 

El simple hecho de beber agua puede evitar que nuestra piel se deshidrate. Sin embargo, es conveniente acompañar esta medida utilizando cremas hidratantes o aloe vera a diario. No olvides las zonas más secas: talones, codos y rodillas.

 

 

       Aplica protector solar a diario:

 

El protector solar es el factor más importante para tu piel durante todo el verano. A pesar de que su uso es aconsejable durante todo el año, en verano es más importante para evitar que con el paso de los años aparezcan manchas, pecas o envejecimiento prematuro. Recuerda aplicártelo cada mañana y reaplicar el producto a lo largo del día. Especialmente, si vas a estar expuestx al sol de forma directa más de 80 minutos.

 

 

       Evita la exposición solar en las horas centrales del día:

 

la AEDV (Academia Española de Dermatología y Venereología), recomienda el uso de un protector solar de amplio espectro. Es decir, que proteja tu piel de la radiación UVA (aquella que incide en la primera capa de la piel) y UVB (penetra en las tres capa de la piel).

 

En las horas centrales del día (12-16h), los rayos nocivos del sol, inciden con mayor fuerza en nuestra piel. Además de recomendarte el uso de cremas solares de alto factor de protección solar (FPS), te aconsejamos que evites, en la medida de lo posible, la exposición directa al sol durante esta franja.

 

 

 

Cuidados internos:

       Hidratar la piel en profundidad:

 

El cuerpo también se oxida. La falta de agua en nuestro cuerpo provoca la aparición de arrugas prematuras. Beber gran cantidad de agua te ayudará a:

 

– Aportar luminosidad en el rostro.

– Evitar la piel grasa.

– Evitar la piel de naranja.

– Evitar el acné.

– Evitar la aparición de puntos negros

 

       Ten una dieta sana y equilibrada :

 

La alimentación puede mejorar o empeorar drásticamente el estado de tu piel. Es por ello, que las verduras frescas y fruta son un dispensable para mantener tu piel hidratada, nutrida y en buen estado.

Para finalizar, y en añadido a los cuidados externos e internos de la piel, hay que tener en cuenta ciertos errores comunes para no caer en ellos y de esta forma proteger nuestra piel al completo:


1. Ignorar el SPF – El protector solar, como hemos mencionado anteriormente, es un indispensable. Tanto su aplicación constante durante todo el año como la eleccion del SPF. Se recomienda usar un SPF mínimo del 30, pero es aconsejable usar del 50 para proteger al 100%. 


2. Utilizar un limpiador erróneo – Es importante conocer bien nuestra piel y, en base a ella, utilizar limpiadores que mejoren la calidad de esta y no el efecto contrario. Por ejemplo, una piel grasa utilizando un limpiador con base de jabón puede generar una sobreproducción de sebo y empeorar la piel.


3. Dormir con maquillaje – Ningún exceso es bueno y, al igual que limpiar la piel en exceso, no es aconsejable mantenerla sucia durante mucho tiempo. El maquillaje, aún siendo de rápida absorción, tiende a obstruir los poros y en consecuencia generar la aparición de acné o puntos negros.


4. Excederse con los peelings – Una limpieza muy invasiva para la piel puede acabar con la barrera de protección cutánea. De esta forma, estaríamos exponiendo, de una forma más vulnerable, nuestra piel a la luz solar.

Para más información, dudas o asesoramiento personalizado, no dudes en ponerte en contacto con nuestras especialistas a través de nuestro Instagram: @centrosmeraki o Whatsapp al 623035771