NUESTRO BLOG

¿Depilación láser durante el embarazo y la lactancia? 

A día de hoy,  la depilación láser está considerada la mejor técnica para la eliminación del vello corporal y facial. Al tratarse de un láser, a muchas de vosotras os surge la duda de si se podría realizar el tratamiento estando embarazada o durante la lactancia. En este post os aclararemos todas las dudas en torno a la depilación durante el embarazo y lactancia, pero todo ello basándonos en nuestra tecnología.

Depilación láser estando embarazada

Lo primero a destacar en este artículo, es que realmente no hay estudios concluyentes sobre que sea al 100% perjudicial realizarse depilación láser durante un embarazo. Aún así, son muchas las razones por las que no es aconsejable realizarlo y por las que habrás escuchado tantas veces que está contraindicado.

Tanto si estás embaraza como si no estás segura de estarlo, es aconseable que no te realices sesiones de depilación láser. Independiente de los principales riesgos, que veremos a continuación y por los cuales no te realizarán el tratamiento, el cuerpo está sometido a desajustes hormonales muy elevados. Por ello, puedes reaccionar de forma adversa frente al tratamiento y en ninguno de los casos conseguirás buenos resultados. ¿La causa? Un aumento en los niveles de progesterona durante el embarazo, que genera el crecimiento de más cantidad de vello y a su vez más fuerte.

En el caso de haber comenzado sesiones del tratamiento y sospechar que estas embarazada, es importante también dejar de realizar este sistema de depilación. En principio, el láser no supone peligros para el feto, debido a que solo trabaja sobre las capas mas superficiales de la piel. De todas formas, con algunas tecnologías láser más convencionales podría incluso llegar a darse el caso de perder el bebe. Por ello, es importante priorizar la salud del bebe y de su gestante.

Riesgos principales de la depilación láser durante el embarazo

Como ya hemos comentado en el apartado anterior, la razón más importante de evitar la depilación láser durante el embarazo es cualquier riesgo que pueda perjudicar la salud del bebe. Aún así, hay otros motivos por los que es mejor no realizársela:

Dolor durante la depilación. Esto se debe a que durante este periodo tu cuerpo está más sensible de lo habitual.

Cambios de pigmentación. Si ya de por si durante el embarazo pueden surgir manchas o hiperpigmentación en la piel, la depilación láser puede potenciar este hecho debido a la sensibilidad de la piel durante este tramo hormonal.

– Se puede generar un eritema. Al tener la piel sensible, es posible que la depilación afecte más de lo debido a esta. Pudiendo enrojecerse más de la cuenta y teniendo que recurrir a cremas calmantes para reducir la reacción cutánea .

La OMS desaconseja la depilación láser a las embarazadas, por posibles reacciones en la piel que podrían afectar de cierta manera en lo que respecta a tener una gestación normal.

Como combatir el vello durante el embarazo

Durante los meses que sospeches estar embarazada o dure el embarazo, puedes optar a otros métodos como el rasurado con cuchilla (siempre teniendo cuidado con los posibles cortes o irritaciones).

De todas formas, nuestra recomendación es que evites retirar excesivamente el vello con esta técnica. No sólo por la irritación que se pueda generar, sino porque el vello en la mayoría de los casos cae por sí solo. Estar constantemente rasurándolo a cuchilla hará que este se haga más fuerte y luego sea mas difícil su eliminación.

¿Esta contraindicado con la lactancia?

Tras dar a luz, uno de los principales aspectos que se busca combatir es la aparición del pelo por los cambios hormonales. La relación de lactancia materna y depilación láser es comunmente considerada contraindicada. No obstante, este es uno de los mayores mitos en torno a la maternidad y el mundo de la estética.

Nuestra tecnología láser es totalmente compatible con la lactancia. Si bien recomendamos que en la zona del pecho no se realice por ser una zona muy sensible durante este periodo, no hay ningún problema en combatir la aparición del vello con la depilación láser. La luz láser no atraviesa la glándula mamaria y además no influye en ninguna de las hormonas relacionadas con la lactancia (ni la prolactina ni la oxitocina, responsables de la producción de leche y eyección de esta).

De todas formas y pudiendo ser realizado sin ningún problema, es necesario comunicar cualquier tipo de medicación que se esté suministrando la paciente durante este periodo. Así como evitar la zona de las areolas, que suele estar irritada, para evitar molestias o picazón.

Para más información, dudas o asesoramiento personalizado, no dudes en ponerte en contacto con nuestras especialistas a través de nuestro Instagram: @centrosmeraki o Whatsapp al 623035771